top of page
  • Foto del escritorKarina Castillo Alonso

La estructura de una página web


Organizar la estructura, información y contenidos de tu página web, es el paso previo y necesario antes de comenzar el proceso de diseño de cualquier sitio web.


Cuando nos referimos a la estructura, se toma en cuenta la arquitectura de la información y la distribución del contenido. Dos elementos que se deben analizar muy bien para no afectar la navegabilidad.


Mientras más fácil resulte recorrer una página web, más tiempo permanecerán los visitantes en ella y más contenidos pueden ver. Si hay una mala estructura, los usuarios experimentan una sensación de estar perdidos. En consecuencia, abandonarán el sitio en busca de otras opciones que brinden la información de una manera más ordenada.



Dato de Valor

NN/g (Nielsen Norman Group), líder mundial en estudios de experiencia de usuario, afirma que: “la gran mayoría de usuarios a menudo abandonan los sitios web en 10 a 20 segundos, pero aquellos que poseen una propuesta de valor clara pueden mantener la atención de las personas durante mucho más tiempo”.




Tipos de estructura de un sitio web


Antes de seguir, es importante conocer que existen 4 formas de estructurar y organizar la información en cualquier página web:


1. Estructura Red o Libre,

2. Estructura Lineal,

3. Estructura Jerárquica y

4. Estructura Mixta.


Muchas páginas web pueden presentar una combinación de los tres modelos, especialmente sitios web muy grandes que organizan la información de forma jerárquica en un determinado menú y de forma lineal o en red en otros submenús del sitio.


Para poder determinar cuál es la mejor estructura para una página web debemos saber que tipos de arquitectura web existe. Solo teniendo toda la información seremos capaces de ser críticos y podremos determinar, a ciencia cierta, qué estructura es la mejor o la que mejor se ajusta a nuestras necesidades.


1. Estructura Red o Libre

Esta estructura se caracteriza por poder navegar, sin orden aparente, desde la página de inicio a cualquier otra. No es aconsejable porque se desorienta el usuario, pues este no sabe ni donde se encuentra ni dispone de los recursos necesarios para ir a otro lugar. En resumen: este tipo de estructura imposibilita obtener buenos resultados y es un caos sin ningún tipo de orden.





2. Estructura Lineal

Esta estructura es una de las más simples y tendrás la sensación de estar pasando las páginas de un libro, pero sin la opción de ir a la página que quieres, solo en orden.


Si lo que queremos es que el usuario siga un recorrido dirigido al lugar que queramos, tiene sentido. Pero, la sensación de obligación es evidente, ya que no hay opción de acceder a otras páginas a menos que se siga esta ruta. No es aconsejable, pues falla en usabilidad y en la experiencia del usuario.





3. Estructura Jerárquica

En esta estructura existe una página de inicio desde la que se puede acceder a un conjunto de páginas a través de un menú de navegación. Desde ese conjunto de páginas, podríamos acceder a otras, y así sucesivamente. Es la más común y tampoco es muy aconsejable, pues no hay una conexión total entre las páginas.





4. Estructura Mixta

Estructura de un sitio web lineal con jerarquía o mixta. Esta estructura mixta saca provecho de las ventajas de otras estructuras que ya hemos nombrado. Las páginas o sub-páginas se organizan jerárquicamente, aunque también existe la opción de navegar de forma lineal y transversal. Esta es la estructura más recomendable, pues es la más óptima, todas las páginas están conectadas entre sí y la experiencia del usuario mejora notablemente. Podemos considerar esta como la mejor estructura para una página web gracias a su versatilidad.






Partes de una web en función de su estructura


En la estructura de una página web tenemos tres partes diferenciadas: cabecera o header, cuerpo o body y pie de página o footer.



• Cabecera o header

La cabecera es la parte superior de la página web. Aquí suele incluirse la información básica de la empresa o marca y es consistente en todo el sitio, es decir, se repite en cada página de la web por la que navegas.


Los elementos que se incluyen en la cabecera son:


Logo de la empresa

El menú de navegación

Un cuadro de búsqueda

Una pequeña descripción de la web


Nota: Cuando creas una página web, es recomendable fijar la cabecera. ¿Qué quiere decir esto? Pues que a medida que un usuario hace scroll y navega a través de tu sitio, la cabecera se mantenga fija y tu marca y los accesos más importantes de tu página, como el menú, estén siempre visibles y accesibles.


• Cuerpo o body

Esta es la parte de la web que alberga el contenido principal de tu página. Esta parte sí es diferente en cada página de tu sitio. Es decir, no será el mismo contenido el que incluyes en tu página de contacto que en la página principal.


• Pie de página o footer

El pie de página o footer es la parte inferior de una página web. Al igual que la cabecera, se repite y es consistente en cada página. En el footer podemos encontrar los siguientes elementos:


Menú simplificado

Información de contacto

Botones de redes sociales

Logo de la empresa

Enlace a la política de privacidad




Partes de una web en función de su contenido


Acabamos de ver las partes de una página web en función de su estructura, ahora veamos cómo se divide una página web en función de la distribución de su contenido.


• Inicio o home

Si hablamos de las partes de una web, la página principal es la más importante de todas, ya que incluye la información más destacada sobre ti o tu empresa. Aquí es donde puedes mostrar a tus visitantes a qué te dedicas, en qué te diferencias de tu competencia y por qué deberían elegirte a ti.


En la página de inicio, se suelen describir de forma clara y concisa los servicios o productos que ofreces, presentar testimonios, indicadores de éxito, incluir botones de llamado a la acción o CTA, y todo lo que consideres que puede contribuir a la primera impresión que tengan los visitantes de ti o tu negocio.


• Nosotros o Acerca de

Normalmente esta página es la sección más visitada de una página web. Es la cara visible de cualquier organización, empresa o individuo. Resalta lo que eres, lo que haces, tu filosofía y, sobre todo, el motivo por el cual eres diferente y los visitantes deben contratarte.


• Productos / servicios

En esta subpágina, cuenta con más detalle el tipo de servicios o productos que ofreces. Puedes incluir información que dé a conocer las principales características de lo que ofreces, las ventajas, a quién está dirigido, precios, gastos de envío, entre otras.


Por supuesto, no te olvides de la importancia de una buena llamada a la acción en esta parte de tu web. Textos como «¡Lo quiero!», «Añadir a la cesta» o «Reserva ya» ayudarán a conducir tus visitas hacia el objetivo final.


• Contacto

En esta subpágina, se incluye información de contacto como teléfono, dirección de email, horarios, dirección de la/s oficina/s. Aquí también puedes agregar, si lo deseas, un formulario de contacto para que los visitantes tengan la posibilidad de dejar sus datos y contactarse en cualquier momento.


Estas son solo algunas de las páginas más importantes o comunes que puedes localizar en una web, pero no las únicas. En función del contenido que necesites mostrar a tus usuarios, necesitarás crear o suprimir algunas. ¡Sobre esto no hay una regla escrita!




Consejos de diseño web


Tu página web debe ser intuitiva y de fácil navegación.

Cualquier parte de tu web debe ser accesible para el usuario en no más de dos clics, por lo que no debes de crear más de 3 niveles de contenido.

Los elementos acordeón o pestañas son una herramienta de gran utilidad para páginas con una gran cantidad de texto, y ayudan por ejemplo a no crear un scroll infinito.

Versión móvil: Presta muchísima atención, ya que priorizar tu diseño en versión ordenador es un gran error.

No abuses de colores estridentes ni de escribir grandes párrafos sobre fondo de color. Debe de tener una fácil legibilidad.

Tipografía y fuente del texto adecuadas: Es habitual cambiar la fuente del texto en algunas cabeceras, o para enfatizar ciertas partes en el contenido, pero para el contenido utiliza fuentes tradicionales.

Sé creativo: Dale tu toque personal. Ten en cuenta que tu web tiene que estar abierta a modificaciones porque el mercado cambia, al igual que pueden cambiar tus productos o servicios, por lo que siempre debe de estar abierta a cambios para mejorar.


Si aún no tienes una página web: ¡Organiza tu contenido y contáctame para empezar a trabajar!.



 

Bonus Tip 


Te comparto los siguientes enlaces donde podrás organizar el mapa de tu sitio, que se ajuste a tus necesidades y así tener una visual un poco más clara de su estructura:





Conclusiones


Estructurar estratégicamente el contenido de tu página web de manera que sea lo más intuitivo posible y mostrarlo de una forma atractiva, es clave para causar una buena impresión a tus visitantes y lograr que se queden a navegar por ella.




Fuentes y referencias


8 visualizaciones

Commentaires


bottom of page